Y son

viernes, 15 de abril de 2011

Para mi hijo



Con Cariño para ti.   


No puedo darte soluciones para todos los problemas de la vida, 
ni tengo respuestas para tus dudas o temores,
pero puedo escucharte y buscarlas junto contigo.

No puedo cambiar tu pasado ni tu futuro.
Pero cuando me necesites estaré junto a ti.
No puedo evitar que tropieces, solamente puedo 
ofrecerte mi mano para que te sujetes y no caigas

Tus alegrías, tus triunfos y tus éxitos no son míos.
Pero disfruto sinceramente cuando te veo feliz.
No juzgo las decisiones que tomas en la vida.
Me limito a apoyarte, estimularte y ayudarte si me lo pides.

No puedo trazar limites dentro de los cuales debes actuar,
pero si te ofrezco el espacio necesario para crecer.

No puedo evitar tus sufrimientos cuando alguna pena te parta el corazón,
pero puedo llorar contigo y recoger los pedazos para armarlo de nuevo.

No puedo decirte quien eres ni quien deberías ser.
Solamente puedo quererte como eres y ser sólo Tu Mama.

2 comentarios:

Bea dijo...

Solo esoooo... qué barbaridad!
No es posible amiga!!!
Pero si Ser Mamá solo le ocupa a una la vida entera, y no solo con uno, sino con cada uno de nuestros hijos...
Caramba!!!... ahora que lo medito más... qué pensé cuando concebi a cuatro? Ja, ja... definitivamente que las AMO con el alma, las visceras y el intelecto.

Carmen dijo...

Hola Elo, gracias por tu visita a mi blog. He estado en los tuyos y todos me encantan, porque nos gusta tejer a las dos, y las labores. Y los trabajos que haces son preciosos.
Pero al llegar a éste, estuve leyendo los poemas que pones y me han parecido preciosos. Muchas gracias por compartirlos. Besiños.